El cuarzo está compuesto principalmente de silicio y agua y a su vez están sometidos a calor oscuridad y presión durante miles de años en la Madre Tierra.

Tiene las propiedades que le permite ser programado haciéndolo acto para potenciar y facilitar la transmisión energética de una amplia gama de frecuencias; por ello, son elementos de gran ayuda.

Su estructura interna presenta una ordenación y equilibrio perfecto y reacciona a las energías sutiles de alta vibración emitidas por la mente humana amplificando sus efectos y por ello, se utilizan para concentrar y enfocar la energía.

Debido a sus propiedades energéticas pueden influir sobre determinadas estructuras del organismo humano que se comportan como cristales líquidos, como son las membranas celulares la fáscia la linfa y otros humores corporales.

Pueden ser utilizados como herramientas adicionales reiki, relajaciones para reforzar chakras.

Es muy aconsejable esta terapia en etapas de agotamiento, fata de vitalidad,  dolencias agudas del cuerpo,  desengaños emocionales, para recuperar la alegría, en casos de estrés, dolores de cabeza, periodos de convalecencia y en etapas de autoconocimiento
Equilibra los centros energéticos (Chakras) y aporta bienestar
Cuarzos, amatista, oxidiana y titanio
Sesiones de 45 minutos una vez en semana, el número de sesiones será determinado por la patología a tratar
Acupuntura con cuarzos- Marian Belleza Natural - Villaluenga de la Sagra